¿Hemos dicho impuestos? Sabemos que no solo para ti es un dolor de cabeza, por la misma razón queremos facilitarte las cosas y quitarte un peso de encima hablándote acerca de los seguros que son deducibles de impuestos.

Comencemos a ponernos en contexto, para un mexicano que no recibe un salario tan alto, que en otras palabras corresponda a la clase media, como puede ser tu caso, el costo de un seguro corresponde a un porcentaje muy elevado de los ingresos mensuales. Por eso la importancia de que conozcas cuáles seguros puedes deducir. ¡Vayamos a ello!

Los seguros

Si te estás preguntando si es necesario tener que contratar un seguro, porque cada vez que realizas una inversión grande te dicen que debes. La respuesta es que sí tienes que hacerlo, porque a pesar de significar un gran gasto extra forman parte de la protección de riesgos imprevistos a futuro.

Pero antes de que te comiences a estresar tienes que saber que efectivamente puedes deducir algunos seguros.

¿Cuáles son los seguros deducibles?

Para que tu bolsillo no se vea afectado y no le tengas odio o pánico a los seguros, debes tener claro que tienes la alternativa de poder deducir seguros de:

  • Educación
  • Salud
  • Vida

Pero presta atención, porque para que puedas hacer efectiva tal deducible debes pertenecer a la Ley ISR de Estímulos Fiscales para Personas Físicas.

Para que puedas deducir seguros del ISR, en primera instancia tendrás que tener claridad de cuales de tus seguros se puede aplicar esta regla. El paso siguiente será que presentes los recibos que amparen el pago de las primas o CFDI.

Por lo tanto los requisitos a cumplir son:

  1. Que presentes los recibos correspondientes al pago de las primas.
  2. Si se va a pedir una deducción quien la realice sea el titular o el conyugue.
  3. Y que el pago de las primas haya sido hecho en el periodo declarado.

Por otra parte, las empresas también pueden hacer que algunos seguros sean deducibles. Los seguros de empresa que entran dentro de la categoría de deducibles son: seguros para negocio; de protección contra daño de maquinarias o hacia terceros; para autos de negocio; de vida para los empleados; de ahorro empresarial; entre otros.

Como puedes observar existen algunos seguros que son deducibles de impuestos. Por eso no pierdas la oportunidad de poder hacerlo, así tus finanzas no se verán tan perjudicadas.